Dormiteca » Trastornos del sueño » ¿Cómo puedo evitar que mi pareja ronque?

¿Cómo puedo evitar que mi pareja ronque?


Un problema por el que suelen atravesar muchas personas a la hora de ir a dormir, es tratar de conciliar el sueño mientras su pareja ronca. Para muchos esta es una situación que llega hasta tal extremo, que nunca se sienten descansados al despertar y puede ponerlos irritables y fatigados. La buena noticia es que los ronquidos, como muchos trastornos que existen, tienen un remedio y pueden tratarse hasta desaparecer. ¿Cómo? Tan solo dale un vistazo al artículo de hoy, en el que te aconsejamos acerca de como ayudar a tu pareja y que ambos tengan dulces sueños.

pareja

Lo primero es enfrentar el problema

Muchas personas que roncan no lo saben, por increíble que te parezca o bien no se atreven a aceptarlo. Si tu pareja no está verdaderamente consciente del problema, es necesario que hables con él o con ella, y le expliques que aunque no es su intención, te está afectando y es necesario que le encuentren una solución.

Intenta hablarle cuando no te encuentres de mal humor por la falta de sueño. Hazlo con amabilidad, porque mientras más pronto le hagas entender que necesita tratar sus ronquidos, más fácil será que acepte y que puedas dormir mejor.

Encontrar la causa de los ronquidos

Roncar es un síntoma de que algo anda mal con el organismo y ciertamente hay muchas causas que originan los ronquidos. Entre las más comunes se encuentran las siguientes:

  • Aumento de peso. Las personas que son más gordas suelen roncar más a menudo. Esto se debe a que mientras duermen, el exceso de grasa dificulta el paso del aire hasta los pulmones; en especial si la misma se ha acumulado en torno al cuello. La gordura también provoca más incomodidades cuando se está en la cama.
  • Consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco. Si tu pareja fuma o bebe constantemente, esa podría ser otra razón de la aparición de sus ronquidos. Si lo hace antes de dormir, puede tener problemas en sus vías respiratorias ya que se trata de elementos que relajan demasiado los músculos, y el tabaco por su parte, deteriora bastante los pulmones.
  • Fosas nasales obstruidas o tabique nasal desviado. Otro aspecto que puede originar los ronquidos, es tener el tabique de la nariz desviado a causa de algún golpe o bien, problemas con las fosas nasales. Para esto último existen dilatadores y ciertos medicamentos que hidratan y amplian las fosas. Para lo primero, a veces es necesaria una pequeña operación.
  • Postura incorrecta. Sin ir más allá, en ocasiones la postura en la que se duerme también influye en el hábito de roncar. La persona que lo hace podría no darse cuenta de que en realidad se siente incómoda. Cuando esto ocurre, puede bastar con moverla o darle un ligero empujón, a fin de que se acomode como debe.

Ir con un especialista

Una vez que se ha determinado la razón de los ronquidos, la mayoría del tiempo es necesario pedir ayuda de un profesional. Hay ciertos tratamientos para quienes roncan, que van desde aparatos para los casos más graves hasta simples modificaciones en los hábitos que se tienen de vida.

Es posible que muchas de ellas impliquen todo un reto para el paciente, sobretodo si tienen que ver con fumar, dejar de beber o incluso bajar de peso. Pero no deben perder de vista que, como se dijo al principio, roncar es frecuentemente sinónimo de que hay algo que no marcha bien con el cuerpo de quien lo hace. Y podría también ser un aviso de enfermedades futuras y peligrosas, como la obesidad o los problemas respiratorios o cardíacos.


Crecemos gracias a ti, comparte :)