Dormiteca » Hábitos de sueño » Compartir la cama con tus hijos aumenta el riesgo de asma

Compartir la cama con tus hijos aumenta el riesgo de asma


Se sabe bien que los niños pequeños son los que más dificultades presentan a la hora de dormir. Si tienes hijos menores de seis años, es probable que más de una vez te hayan pedido dormir contigo, a causa de sus miedos infantiles. Claro está que esto parece algo totalmente inofensivo; sin embargo, estudios recientes indican que dicho acto podría aumentar las probabilidades de asma para ellos. ¿Cómo es esto posible? En el artículo de hoy te explicamos con lujo de detalles.

asma

El “colecho”, como usualmente se le llama a cuando los padres comparten la cama con sus hijos, pareciera ser una parte inevitable de la crianza. Los chicos más pequeños siempre pasarán por esa etapa en la que temen dormir solos, mientras se acostumbran a hacerlo en un espacio propio y sobretodo, oscuro.

No obstante, según científicos holandeses ahora hay una razón más para evitar hacerlo en la medida de lo posible, y no solo por el temor a malacostumbrarlos. Al parecer también está presenta la cuestión de la salud.

Sin embargo, ¿qué tan fiables son las opiniones que dicen que es mejor dejar que los niños duerman solos? Ciertamente, hay un montón de opiniones divididas respecto al tema.

¿Es verdad que el colecho aumenta el riesgo de asma?

Antes que nada, es importante señalar que esta enfermedad puede darse más que nada por cuestiones genéticas. Los hábitos a la hora de dormir más que provocarla, podrían solamente agravarla o en el más leve de los casos, exponer a los niños a una posibilidad más alta de contraerla. Dicho de otra manera, no existen todavía evidencias determinantes que relacionen el asma directamente con compartir la cama.

El estudio que abarcaremos el día de hoy, tomó en cuenta los antecedentes médicos de alrededor de seis mil niños, que se reportaron con problemas de respiración.

Los resultados que arrojó fueron algo esclarecedores. Se determinó que en los bebés que aun no alcanzaban los seis meses de edad, el riesgo de contraer asma era menor cuando reposaban en la misma cama que sus padres. Mientras tanto, los que tenían edades a partir de los dos años contaron con más probabilidades de tener una respiración irregular, antes de llevar a cabo el diagnóstico de asma; el cual se llevó a cabo alrededor de los seis años de edad.

Es un factor importante a tomar en cuenta, más no 100% fiable de que el padecimiento se desarrolle específicamente debido al colecho.

¿Qué es más recomendable para prevenir la aparición del asma?

Cuando hablamos del colecho, está claro que independientemente del asma siempre será más aconsejable enseñar a los niños a dormir solos, sobretodo cuando ya alcanzan cierta edad. Es imprescindible que desde pequeños aprendan a ser independientes en este aspecto, si no se quiere que con el tiempo sea más complicado erradicar la costumbre de descansar en la cama de los padres.

Por otra parte, existen medidas que pueden ser muy útiles para aminorar los síntomas del asma, ya que la enfermedad en sí es imposible de prevenir:

  • Hacer chequeos médicos regulares si ya se ha detectado la enfermedad. Es importante sobre todo a edades tempranas.
  • Mantener el sitio donde se duerme libre de polvo, polen y otras sustancias que puedan desencadenar reacciones negativas.
  • Identificar las actividades cotidianas que ocasionan el asma, para evadirlas en la medida de lo posible.
  • No dejar de lado la actividad física; aun las personas asmáticas pueden ejercitarse con los cuidados correspondientes.
  • Aprender todo lo que respecta al asma y las maneras de tenerlo bajo control. La información es tu mejor aliado en estos casos para mantener una vida saludable.


Crecemos gracias a ti, comparte :)