Dormiteca » Trastornos del sueño » Consejos para ayudar a los niños que temen a la oscuridad

Consejos para ayudar a los niños que temen a la oscuridad


Es muy común que los niños tengan miedo de dormir solos en la oscuridad. Cuando la habitación queda en penumbras, la imaginación se desborda para crear todo tipo de amenazas que están ahí observándoles. Desde un monstruo que habita debajo de la cama hasta un fantasma que puede estar oculto en el armario; de nada sirven nuestras palabras para convencerles de que todo aquello es una ilusión. Se trata de una etapa con la que todos los padres tienen que lidiar generalmente. El problema comienza cuando no se sabe como deberíamos reaccionar ante ello. Pueden existir muchas dudas acerca de si el problema se está tratando de la forma correcta.

oscuridad

En todo caso, cuanto más pronto se acostumbren los pequeños a sentirse seguros a oscuras será más sencillo que obtengan un descanso reparador y por supuesto, que se encuentren de mejor humor durante el día. Para lograrlo, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Demuéstrale que tú mismo te sientes bien en la oscuridad. Esto es muy importante, puesto que los niños tienden a imitar mucho el comportamiento de sus padres. Antes de que tus hijos se cuesten, sientáte junto a ellos con la luz prendida y lee un cuento que le guste. Después apaga las luces y conversa un rato con él, antes de desearle las buenas noches. De esta forma, ellos se darán cuenta de que el entorno no es tan terrible como piensan y de que si pueden interactuar con normalidad, estarán seguros al dormir.
  • Dile no a las historias de terror. Los niños se sugestionan muy fácilmente con narraciones que a los adultos, le pueden parecer irreales o risibles. Debes tener esto muy presente para comprender porque se sienten tan atemorizados por las noches. Por lo tanto, no es aconsejable contarles cuentos de miedo o dejarles ver películas que los asusten; incluso aunque ellos insistan en hacerlo. También debes abstenerte de utilizar espantos imaginarios para hacer que se acuesten temprano u obedezcan. Hay maneras más agradables de inculcar los buenos hábitos y la disciplina.
  • Familiariza a los niños con la oscuridad. Hay un montón de actividades que puedes hacer con ellos sin luz. De repente pueden acampar en el jardín o al aire libre, puedes improvisar un espectáculo de siluetas en su habitación con ayuda de una linterna y tus manos, escuchar música y cantar… solo es cuestión de que uses tu creatividad para lograr que se la pasen bien y adquieran más seguridad al momento de apagar las luces. Además, también estarás reforzando el vínculo que los une al pasar más tiempo de calidad con ellos.
  • Deja una luz muy leve encendida. No tiene nada de malo ayudar a los niños a superar su miedo, por medio de una luz pequeñísima que les ayude a confrontarlo poco a poco. No es necesario que sea muy luminosa y de hecho, lo ideal es que apenas clarifiqué un rincón de la habitación. Pero en caso de que los chicos lloren y te llamen para que prendas las luces por completo, te aconsejamos no hacerlo y hablarles para tranquilizarlos. No hay que olvidar que se trata de inculcarles la costumbre de manera firme, pero natural.
  • Finalmente, es muy bueno relajar a los niños para que su sueño sea profundo y despierten menos por las noches. Un baño y un vaso de leche caliente son ideales para lograr este cometido. Las brumas de almohada también son geniales para aromatizar el sitio donde duermen, siempre y cuando el olor no sea demasiado intenso de tal forma que les quite las ganas de descansar. Otra buena opción es ponerles un poco de música clásica o ambiental.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus