Dormiteca » Hábitos de sueño » Dormir con antifaz

Dormir con antifaz


Un accesorio muy conocido que suele utilizarse a la hora de dormir es el antifaz, que oculta más beneficios de los que puedes imaginarte. Cierto es que no todas las personas optan por hacer uso de él, incluso hacerlo no es muy común. Sin embargo quienes lo hacen, pueden verse muy favorecidos en su descanso con un objeto tan simple como lo es este. Hoy en Dormiteca, nos encargaremos de informarte acerca de las ventajas con las que te puede proveer y algunos consejos cuando quieras implementarlo, en tu rutina de sueño.

antifaz

Dentro de los aspectos positivos que se observan al dormir con un buen antifaz puesto, se encuentran los siguientes:

  • El sueño es más profundo y reparador, puesto que los párpados quedan sumidos en total oscuridad al estar los estimulos más leves de luz, impedidos por la tela del accesorio.
  • Muchos antifaces tienen integrados ingredientes como geles con aloe vera o cafeína, que son muy buenos para disminuir las ojeras y que los ojos luzcan menos cansados por la mañana.
  • La zona de los párpados recibe protección en contra de los climas intensos, con mucho frío y calor. De hecho el rostro, que es una zona muy sensible, se ve muy favorecido por esto puesto que no es cómodo mantenerlo bajo las sábanas.
  • Cada vez que lloras o que padeces migrañan, tus ojos pueden quedar resentidos por el esfuerzo. Cubrirlos con un antifaz de noche es una de las mejores maneras para ayudar a que se recuperen.

Como ves, es muy recomendable hacerte con un buen antifaz que además de estos beneficios, puede ser elegido completamente a tu gusto. Sin embargo es importante que sepas como hacerlo. Cuida que la banda elástica no quede demasiado ajustada en tu cabeza, o se volverá una molestia para dormir. También debes preferir las telas suaves como el algodón o la seda.


Crecemos gracias a ti, comparte :)