Dormiteca » Hábitos de sueño » ¿Es bueno echarse una siesta?

¿Es bueno echarse una siesta?


Tomar la siesta es una acción que se ha vuelto muy frecuente para muchas personas, a tal grado que ya no sienten su rutina completa sin ese pequeño descanso que les permite reponer energías. Sin embargo, ¿que tan bueno es dormir un rato durante el día? ¿De verdad es recomendable para sentirse más despejado o todo lo contrario? En el artículo que tenemos el día de hoy para ti te respondemos estas preguntas con lujo de detalles, además de darte los mejores consejos para que tus siestas sean efectivas y reparadoras.

siesta

¿La siesta es o no es buena?

Tomarla en sí, no hace ningún daño, siempre y cuando tenga la duración apropiada. Una que se extienda demasiado no solo no te ayudará a cumplir con el propósito de sentirte más descansado, sino que te quitará tiempo y provocará que por la noche no duermas las horas que debes.

Dejando esto de lado, dormir un pequeño lapso de tiempo en el día puede traerte varios beneficios como los que te mencionamos a continuación:

  • Mejora tu capacidad de concentración y aprendizaje. El cerebro se recupera lo bastante como para memorizar datos con más precisión y aprender de manera más eficiente. Esto es una buena medida si estás estudiando o vas a trabajar en algo importante.
  • La hace bien a tu salud cardiovascular. Una pequeña siesta podría ser la diferencia entre estar saludable o padecer de ciertas afecciones como la hipertensión, por ejemplo.
  • Aumenta tu capacidad de alerta. Te ayuda a mantenerte más perceptivo y atento ante la toma de decisiones, así como a que seas mucho más creativo durante tus actividades cotidianas (y las que no lo son).
  • Incrementa tu productividad. Aunque pueda parecer todo lo contrario, una persona que se toma unos minutos para descansar su cerebro puede ser más productiva que quien trabaja sin hacer ni una pausa.
  • Combate el estrés. Si sientes que tu rutina está acabando contigo, tal vez lo mejor que puedas hacer es dormir una siestecita. El sueño resulta en verdad reparador para mantener a raya la ansiedad.
  • Te ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva. Si te tomas un ligero descanso justo cuando sientes que el cansancio te impide resolver algún problema, es probable que al despertar lo veas todo más claro y pienses en una solución que no habías visto antes con tanta facilidad.
  • Es bueno para tu estado de ánimo. A veces lo único que necesitas para sentirte mejor es dormir un pequeño instante. En especial si has pasado una mala noche.

¿Cómo debe ser la siesta ideal?

Para que tu siesta sea realmente efectiva, lo más conveniente es que hagas caso de las siguientes indicaciones:

  • No debe durar más de 30 minutos. Este es el tiempo ideal para que te levantes con mucha energía y tu mente refrescada.
  • Tómala sin ningún tipo de distracciones. No dejes que ningún ruido te perturbe durante ese corto período de tiempo, ni siquiera el de tu celular.
  • Busca un lugar cómodo. Puede ser el sofá o hasta una silla confortable. La cama no es aconsejable, puesto que en ella podrías dormir de más.
  • Ten una alarma a la mano. Programa tus treinta minutos cuidadosamente y asegúrate de contar con una alarma que te despierte.
  • Cuida que el sonido de tu alarma sea agradable. No es recomendable que te levantes con un ruido demasiado brusco o penetrante.

En conclusión, la siesta puede ser muy buena para tu organismo en tanto estés bien consciente de que no debe volverse un exceso. Dormir más de la cuenta puede, de hecho, afectar tu capacidad para concentrarte y también inducir a la somnolencia.


Crecemos gracias a ti, comparte :)