Dormiteca » Trastornos del sueño » Las alucinaciones hipnagógicas más comunes – Segunda parte

Las alucinaciones hipnagógicas más comunes – Segunda parte


Anteriormente comenzamos a hablar de las alucinaciones hipnagógicas o parálisis del sueño, en el cual las personas pueden llegar a experimentar escenas sensitivas, visuales o auditivas mientras están entre la vigilia y la inconsciencia. Esto es algo que le ha sucedido a prácticamente todas las personas, por más desagradable e incómodo que pueda resultar. Se trata de una condición que no puede prevenirse y que cuando sucede, es mejor conocer para no dejarse llevar por el pánico. Hoy continuamos presentándote los escenarios más frecuentes que acompañan a este trastorno. ¿Lograrás identificarte con cualquier de los que vamos a estar enseñando?

frecuentes

Escuchar susurros o una respiración al oído

Sentir que el cuerpo se encuentra inmovilizado por completo, es ya de por sí algo que pone los pelos de punta a cualquiera. En el mejor de los casos, quienes han tenido parálisis mientras están a punto de dormir, se hallaron inmóviles por un breve período de tiempo (aunque para ellos fuera interminable), y poco a poco volvieron a la normalidad. No obstante hay quienes han confesado que el asunto fue un poco más allá y que claramente, pudieron escuchar una respiración cerca de ellos o que alguien les susurraba al oído.

Aunque esto es aterrador, hay que señalar que este síntoma también es usual dentro del trastorno y no debe confundirse con un peligro real. Cuando ocurre, todos los sentidos se encuentran despiertos y por eso no es extraño que se lleguen a escuchar cosas que bien podrían formar parte de nuestras pesadillas.

Algo curioso es que mucha gente coincide en cuando les ocurrió esto, no fueron capaces de distinguir un idioma o palabra concretos durante el episodio. Esto ha dado pie a conclusiones que se llegan a relacionar con lo paranormal de manera errónea. Hacer caso de esto provoca sugestión y no es saludable para quienes tratan de descansar de manera saludable.


Crecemos gracias a ti, comparte :)