Dormiteca » Hábitos de sueño » Los mejores hábitos para tener dulces sueños

Los mejores hábitos para tener dulces sueños


Dormir es un aspecto importantísimo de la salud que muchas personas suelen descuidar o dejar en último plano. Lo cierto es que la vitalidad y concentración que muestres durante el día, pueden depender mucho de las horas que duermes por la noche y que tan bien lo haces. Para tener un descanso reparador es necesario formar hábitos de sueño que te ayuden a conseguirlo y el día de hoy, nosotros te mencionamos los más esenciales en Dormiteca. ¿Te animas a ponerlos en práctica desde hoy?

hábitos

  1. Consumir una cena ligera antes de irte a acostar. No es recomendable dormir con el estómago vacío pero dao que tu organismo se encontrará en reposo, es obvio que no podrá digerir los alimentos de la misma forma en que lo hace durante el día. Por eso es necesario que tu refrigerio sea liviano. Algunas opciones recomendables son un comer sándwich, galletas con queso para untar o un poco de ensalada.
  2. No extiendas tus siestas durante la tarde. Eso te dificultará dormir largo y tendido desde la noche hasta el día siguiente. Lo ideal es que si lo necesitas, te recuestes a dormir solo una vez en el día y que tu descanso no dure más de 30 minutos. No olvides que una sietes no se trata de dormir, sino solamente de reponer tus energías.
  3. Establece un horario para dormir y despertar. A esto se le llama cronograma del sueño y es muy bueno para tu cuerpo, ya que al acostumbrarlo a dormir a las mismas horas y de esta manera, te es más sencillo recuperar fuerzas sin desvelarte. Debes seguir fielmente este cronograma incluso en vacaciones y fines de semana.
  4. No leas, ni veas la televisión. Estos distractores pueden espantarte el sueño, provocando que te desveles sin darte cuenta. Lo más recomendable es que te acuestes una vez que te sientas realmente cansado, sin nada que pueda interrumpirte. De la misma manera, tampoco conviene que vayas a la cama cuando estás preocupado.
  5. Evita fumar, beber alcohol, cafeína o refrescos a la hora de dormir. Todas estas sustancias alteran el organismo y no solo espantan el sueño, sino que también puede afectar tu sistema nervioso, entre otras consecuencias graves. De hecho, no es nada bueno consumirlo en las últimas horas de la jornada.
  6. Que tu cama sea solo para dormir y tener relaciones sexuales. Si te formas el hábito de hacer otras cosas en ella, como leer, comer o ver la televisión, podrías tener dificultades más adelante al usarla para dormir, ya que no encontrarías la manera. No olvides que hay un lugar para hacer cada cosa.
  7. Aseguráte de que no haya ruidos externos que te puedan despertar. Ya sea que se trate de un ventilador, sonidos que provengan de afuera de tu dormitorio o el ruido de aparatos. Por esto precisamente, es que tampoco deberías dormir con tu móvil, tablet o compuadora cerca; ya que te podrían distraer.
  8. Haz ejercicio durante el día. Es uno de los mejores modos de garantizar que dormirás profundamente. La actividad física ta cansa pero también te mantiene en forma y sobretodo, es un apoyo para olvidarte del estrés. Eso sí, debes practicar tus ejercicios unas horas antes de descansar y no inmediatamente antes de acostarte.
  9. Créate una rutina para el momento de ir a la cama. Un conjunto de acciones que te sean útiles para conciliar mejor el sueño como por ejemplo, tomar una ducha caliente y un vaso de leche, o sentarte a leer durante algunos minutos mientras esperas a que te de sueño. Que sean cosas que puedas relacionar de inmediato con la hora de tu descanso.


Crecemos gracias a ti, comparte :)