Dormiteca » Hábitos de sueño » ¿Podemos sentir frío y dolor mientras dormimos?

¿Podemos sentir frío y dolor mientras dormimos?


Las cosas que ocurren mientras estamos dormidos pueden ser de lo más variadas, aunque pensemos que precisamente por estar en la cama no vayamos a hacer gran cosa. Lo cierto es que a veces ocurre bastante sin darnos cuenta, llegando incluso a reaccionar ante estímulos de exterior sin que seamos conscientes de ello. Algo que muchas personas se han preguntado es, si será posible llegar a sentir frío y dolor cuando estamos durmiendo. Hoy en Dormiteca, hemos preparado un interesante artículo para responder a dicha cuestión y definitivamente no te lo puedes perder. Tal vez después de leerlo, empieces a comprender varias cosas.

frío

¿Por qué el cuerpo reacciona mientras estamos dormidos?

El sueño. si bien es un estado de reposo que usamos para recuperar energías, todavía se ve afectado por cierta actividad cerebral y claro, por las reacciones del cuerpo ante sensaciones como el frío, el calor e incluso el dolor, mismas que no podemos controlar al provenir de fuentes ajenas. En el artículo anterior, incluso mencionamos lo posible que es influenciar el sueño de alguien, implantándole ciertos pensamientos para que sueñe con algo determinado.

Con una sensación como las que describimos arriba sucede exactamente lo mismo. Surgen del exterior pero se mimetizan con lo que estamos soñando, a tal grado que llegamos a pensar que lo estamos experimentando en nuestros sueños.

Un buen ejemplo de ello, es lo que sucede cuando sientes una corriente fría en tu cuerpo o alguien te arroja agua sin que te des cuenta. De repente, tu sueño podría cambiar a uno en el que se han dejado la ventana abierta o la temperatura ha descendido, o bien en el que te mojas o ha comenzado a llover. La mente es impresionante y se adapta con mucha rápidez y facilidad a lo que sentimos.

¿Por qué podemos sentir dolor?

Una reacción aún más curiosa que la del frío cuando nos encontramos durmiendo, es la de experimentar dolor, pues este no se da de manera tan natural como el frío o el calor. De hecho, existen un montón de explicaciones sensatas para esta situación.

Como ya hemos mencionado, la mente es muy poderosa y a veces estamos tan enfrascados en nuestros propios sueños, que cada cosa que ocurre en ellos se vuelve real. Piensa en una persecución por ejemplo, en una caída o en alguien lastimándote cuando estás soñando. No son pocas las personas que han llegado a confundir las escenas con la realidad y que incluso se despiertan igual de adoloridos.

Un golpe que ocurre mientras se mueven en la cama y hasta una mala postura, actúan de la misma forma que el agua o el frío. Y lo que más te sorprenderá, es que también hay quienes se inflingen sus propias lesiones en las noches, sin ser conscientes de ello.

La mayoría de la gente se espanta al despertar con moretones o marcas que no tienen ni idea de como se hicieron. Si alguna vez tú lo has hecho, quizá sea conveniente que recuerdes esta explicación.

En conclusión, se puede decir una vez más que lo que soñamos no es indiferente a los estímulos que nos rodean. Cuando vayas a la cama, fíjate muy bien en la posición en la que duermes y si cerca hay objetos que pudieran lastimarte sin que te des cuenta. También es bueno que propicies un ambiente cómodo, cerrando las ventanas en las temporadas de baja temperatura y vistiendo ropa de cama adecuada para cada estación.

Si te gustó este artículo de Dormiteca, no olvides volver muy pronto a visitarnosy déjanos un comentario para saber que es lo que estás pensando.


Crecemos gracias a ti, comparte :)