Dormiteca » Hábitos de sueño » ¿Por qué despierto antes de que suene el despertador?

¿Por qué despierto antes de que suene el despertador?


Pocos objetos hay que desagraden tanto a varias personas como los despertadores, que siempre parecen sonar en el momento menos oportuno cuando lo único que queremos es seguir durmiendo. Estamos acostumbrados a ver que esto sea lo más difícil del mundo, sin embargo hay gente a la que al parecer no le cuesta tanto trabajo, porque se despiertan justo antes de que suene. Incluso puede que te sucedido a ti en alguna ocasión, haciendo que ni siquiera haga falta esperar a que te avise para apagarlo. ¿Te has preguntado por qué es que sucede esto? Hoy en Dormiteca, te respondemos con lujo de detalles.

despertador

¿Por qué despertamos antes que el despertador?

El cuerpo es inteligente y suele darnos respuesta de lo que sucede con nuestro organismo, no solo cuando está enfermo, sino cuando se halla en buenas condiciones. En lo que el descanso respecta sucede lo mismo, ya que absolutamente todos necesitamos reposar para recargar energías. Es por ello que no siempre necesitas de una alarma para levantarte a tiempo.

Cuando necesitas ser despertado es simplemente porque nunca duermes el tiempo suficiente y un despertador es el método más eficaz que tienes para interrumpir tu sueño e iniciar con tu jornada diurna.

Es por eso que comúnmente utilizamos más este objeto entre semana o cuando tenemos un compromiso importante que atender temprano, y usualmente no nos suele ayudar mucho para levantarnos de buenas. El caso contrario ocurre cuando te das cuenta de que has madrugado sin necesidad de ninguna alarma.

Si te despiertas de esta manera, lo más probable es que hayas tenido descanso suficiente y eso es algo ideal.

Todos podemos tener una alarma interna

A pesar de la explicación anterior, hay quienes se siguen preguntando porque suelen despertarse en el preciso instante que antecede a la alarma de su despertador. Parece un hecho demasiado perfecto como para ser casualidad, ¿verdad? Incluso hay quienes afirman que les ha sucedido, aunque se hayan acostado muy tarde o todavía experimenten sueño.

Esto ocurre especialmente cuando una persona sabe que es imprescindible levantarse temprano, cualquiera que sea la razón. Y la verdad es que no es coincidencia: existe una razón biológica.

Durante el año de 1999, investigadores llevaron a cabo un estudio relacionado con este hecho en la que se descubrió una hormona muy peculiar: la adenocorticotropina (ACTH). Los niveles de esta sustancia se incrementaban considerablemente en las personas que se despertaban antes de esuchcra sus despertadores.

Dichos resultados se obtuvieron de un grupo de quince sujetos voluntarios que se presentaron al experimento. Se les observó por tres días, indicándoles que en dos de ellos habrían de levantarse a las nueve de la mañana y el restante a las seis.

El día en que debían levantarse más temprano, la cantidad de ACTH se incrementó, ocasionando que lo hicieran por si mismos.

Y es que según lo que se sabe, esta hormona pone en marcha la alarma interna del organismo y también está relacionada con el estrés. Pequeas cantidades de la misma liberadas en los momentos precisos, son buenas previsoras para estar alerta cuando más lo necesitas y meterte un poco de presión.

Claro está que esto no siempre es de lo más efectivo. No hay que olvidar que no todos los cuerpos funcionan de la misma manera y que siempre habrá a quienes les cueste un poco más de esfuerzo pararse de la cama, en especial si se han sobrepasado al desvelarse. Y es por esta razón que los relojes despertadores seguirán siendo una constante en nuestras vidas.

¿Te ha parecido interesante el artículo de hoy? Déjanos un comentario para saber que es lo que piensas.


Crecemos gracias a ti, comparte :)