Dormiteca » Hábitos de sueño » ¿Por qué no es recomendable dormir con lentes de contacto?

¿Por qué no es recomendable dormir con lentes de contacto?


Hoy en día, los lentes de contacto han resultado ser una solución más que efectiva ante los problemas de visión de muchas personas que no soportan llevar gafas convencionales. Pero muchos de ellos son tan cómodos que no es poca la gente que equivocadamente, se hace a la idea de que no sucederá nada si se duermen con ellos puestos. Sin embargo este es un error que puede traer graves consecuencias y nosotros te explicamos porque a continuación.

lentes

Básicamente, esto es lo que ocurre cuando se duerme con los lentes de contacto puestos:

  • Al cerrar los párpados permaneciendo con las lentillas debajo, estas impiden que las córneas obtengan todo el oxígeno que necesitan durante el sueño. Esto provoca resequedad en la superficie de las pupilas, que no serán capaces de lubricarse correctamente y por consiguiente, será más difícil retirar los lentes por la mañana.
  • Debido a lo anterior el riesgo de infecciones oculares se hace mucho más patente. Algunas de ellas implican el enrojecimiento de las pupilas, la dilatación de los vasos capilares de los ojos y la aparición de úlceras, además de la inflamación de la córnea que se conoce como kerastitis.
  • Cuando problemas como estos hacen acto de aparición, son reflejados mediante síntomas como lagrimeo, picazón, dolor y una sensibilidad a la luz muy extrema. También pueden dar pie a conjuntivitis, visión borrosa e incluso derivar en ceguera, si no son atendidos a tiempo.

Por eso es tan importante que solo utilices lentillas cuando de verdad las necesites y que no te las dejes puestas por períodos de tiempo prolongados, al igual que harías si estuvieras usando gafas.

Lo más adecuado es que antes de irte a acostar, remuevas tus lentes de contacto y le brindes a tus pupilas la oportunidad de descansar a fin de evitar complicaciones.


Crecemos gracias a ti, comparte :)