Dormiteca » Hábitos de sueño » ¿Pueden los niños aprender mientras duermen?

¿Pueden los niños aprender mientras duermen?


Todos sabemos lo importante que es el sueño en el desarrollo de los niños, no obstante jamás nos detenemos a pensar en que en realidad el proceso de aprendizaje no termina cuando van a la cama. Tiene sentido decir esto si lo piensas bien, puetso que la actividad cerebral continua cuando estamos descansando. A temprana edad sobretodo, hay muchos conceptos que se pueden aprender tanto consciente como inconscientemente; en especial de esta última manera, ya que a los más pequeños les resulta mucho más sencillo adaptar nuevas conexiones neuronales en su cerebro. Hoy exploramos más a fondo está posibilidad, hablando del tema con lujo de detalles.

niños

¿Es verdad que los niños continúan aprendiendo cuando están dormidos?

Según un estudio llevado a cabo por invetsigadores de Alemania de parte de la Universidad de Tubinga y del Instituto Max Planck para la Cognición Humana y las Ciencias del Cerebro, es así y se ha recabado suficiente evidencia como para constatarlo de manera veraz.

Esto gracias a un estudio en el que fue observado un grupo de bebés de entre 9 y 16 meses, con el que se tuvo interacción didáctica. A los pequeños les fueron mostradas varias imágenes de diferentes objetos, mientras que también les repetían nombres ficticios que pudieran asociar con dichas fotografías.

El objetivo principal de esta acción, fue no solamente poner a prueba su capacidad de memoria sino que ver además, si eran capaces de concebir categorías de manera mental para clasificar todas las cosas que veían; especialmente con las que eran más parecidas entre sí.

Luego de esta muestra de imágenes, los pequeños fueron separados en dos grupos distintos. El primero de ellos durmió una siesta que no excedió las dos horas, a la vez que el segundo podía quedarse despierto, ya fuera jugando en una sala especial o simplemente despiertos en sus cochecitos. Los resultados que se obtuvieron más tarde fueron muy reveladores.

Mediante un encefalograma que se le practicó a todos los bebés participantes, se pudo observar que el conocimiento adquirido se relacionaba con cierta fase específica del cerebro, la cual se conoce como huso del sueño.

En el huso del sueño, los nervios que se hallan en medio de la corteza cerebral y el tálamo tienen una actividad rítmica que va de los 10 a los 15 ciclos cada segundo. Conforme nos vamos desarrollando la misma tiende a disminuir. Esto explica porque los niños se muestran más receptibles a acumular conocimiento nuevo, tal como un segundo idioma por ejemplo.

¿Cómo se puede impulsar este proceso de aprendizaje en los niños?

Para lograr que los chicos tengan un óptimo desarrollo y buena disposición para aprender mientras van creciendo, es muy importante inculcarles una buena higiene del sueño. Los especialistas recomiendan establecer un horario para hacerlos dormir y respetarlo al pie de la letra, sin importar cuanto esfuerzo hagan por mantenerse despiertos.

Esto puede ser algo difícil si se los ha acostumbrado a ver televisión o a estar jugando justo antes de su horario nocturno. Para inducirles a dormir, no hay nada como contarles un cuento o hacer que escuchen música suave.

Así mismo, el ambiente que los rodea cuando van a descansar es muy importante. Lo ideal es que duerman a oscuras y si esto no es posible, colocar una fuente de luz muy tenue que no sea un distractor para el sueño. Otro factor recomendable consiste en vigilar lo que cenan los niños antes de dormir. Quedan descartados los ázucares o las comidas abundantes, a fin de que puedan conciliar el sueño de forma prolongada. Por último, a veces una ducha caliente les ayuda a relajarse para descansar, sobretodo cuando son bebés.


Crecemos gracias a ti, comparte :)