Dormiteca » Trastornos del sueño » Síndrome de la fase del sueño retrasada

Síndrome de la fase del sueño retrasada


El SFSR o Síndrome de la fase del sueño retrasada, es un trastorno que consiste en la alteración de los horarios para dormir, tal y como su nombre lo indica. Esto quiere decir que quienes se ven afectados por el mismo, presentan grandes problemas para dormirse como no sea pasada la medianoche, así como para levantarse por las mañanas. Esto provoca que las personas que tienen que ir al trabajo o al colegio, puedan estar desconcentradas durante las primeras horas del día; no obstante una vez que duermen lo hacen profundamente, inclusive si es por la madrugada. Cuando la hora de salir de la cama es tardía (después de mediodía, por ejemplo), no presentan inconveniente para despabilarse e inclusive se sienten relajados y bien descansados.

síndrome

Por lo general, este síndrome se presenta durante la etapa de la adolescencia o en la infancia. A pesar de que no existe una cura para arradicarlo por completo, el mismo tiende a desaparecer llegando a la adultez. De lo contrario, existen varios tratamientos que permiten a los afectados retomar un ritmo de sueño normal y comenzar a dormir en horarios más apropiados.

Un aspecto interesante es el que se refiere a quienes padecen el trastorno y al mismo tiempo, han sido diagnosticados con Déficit de Falta de Atención. Este es un aspecto muy común y que tiene mucho que ver con cuestiones genéticas, que parecen ser el origen de ambas condiciones.

Características del Síndrome de la fase del sueño retrasada

Dentro de los rasgos que conforman este trastorno y a los que se debe poner atención, en caso de sospechar su presencia, están los siguientes:

  • El irse a dormir y despertarse a deshoras, que difieren mucho de las que se han marcado para levantarse.
  • La capacidad de dormir sin interrupciones una vez que se logra conciliar el sueño (aunque sea en horas inapropiadas).
  • Quedarse dormido a la misma hora a diario.
  • Levantarse por las mañanas con mucho trabajo.
  • Es complicado tratar de dormir más temprano. Si esto se logra, se termina por despertar poco tiempo después.

Además de las pautas anteriores, es importante decir que quienes presentan dicha condición son más propensas a dormitar por las mañanas y en la tarde. Es durante la noche que empiezan las dificultades para modificar los ciclos de sueño.

Suele suceder que durante los días hábiles de la semana, los individuos con Síndrome de la fase del sueño retrasada descansen muy poco en horas nocturnas, lo que les lleva a tomar siestas prolongadas en el día o levantarse excesivamente tarde los fines de semana y períodos vacacionales. Incluso es común que se encuentren más activos mientras es de noche, trabajando o desempeñando labores cotidianas tales como cumplir con las tareas del hogar o la escuela.

Tratamientos

Hay varias opciones cuando de controlar el Síndrome de la fase del sueño retrasada se trata. Los siguientes, son tratamientos muy recurridos que pueden brindar resultados positivos y que hoy en día, son bastante recurridos.

  • Cronoterapia. Por medio de un reloj circadiano, se acostumbra acostarse algunas horas antes del horario establecido. Se lleva a cabo durante un período prudente, pues es necesario observar los resultados.
  • Terapia de luz. Utiliza fuentes de luz de espectro completo para simular la iluminación del amanecer. De esta forma es posible llegar a modificar las horas de sueño del paciente de forma exitosa.
  • Modafinil. Esta es una medicina que tiene gran aceptación en Estados Unidos, debido a que se emplea para tratar a quienes ven alterados sus horarios debido a turnos variables de trabajo.
  • Melatonina. Este suplemento puede tomarse a la par que se practica la terapia de luz. Es de grab utilidad para adecuar al organismo a cambiar sus horas de descanso.


Crecemos gracias a ti, comparte :)