Buenos consejos para dormir cuando viajas en avión

Viajar en avión es una experiencia genial pero también se puede volver un poco incómoda a la hora de dormir, sobretodo si el trayecto es largo. Y es que no es lo mismo estar en tu cama que ir en un asiento de este tipo de transporte. Por suerte hay varios consejos que puedes aplicar la próxima vez que vueles y te sientas cansado, para que nada ni nadie pueda interferir con tu descanso. Míralos a continuación.

consejos

  • Siempre dale preferencia al asiento del lado de la ventana. De ser posible es la mejor opción, ya que de esta manera ningún otro pasajero te molestará cuando quiera levantarse para ir al baño o estirar sus piernas.
  • Lleva contigo una almohada para el cuello. Cuando viajas en avión no es sencillo adoptar una postura ideal para dormir, por eso este tip de almohadones son tan útiles, ya que mantienen bien alineado tu cuello y te permiten descansar aún cuando vas sentado.
  • Coloca un cojín en la base de tu columna. Separarla del asiento es un truco buenísimo para sentirte cómodo y conciliar mejor el sueño. Lo puedes llevar tú mismo o bien pedírselo a alguna de las aeromozas.
  • Usa unos auriculares con cancelación del ruido. Son de lo más útiles cuando quieres desconectarte por completo de lo que sucede a tu alrededor, (y más si te tocan compañeros de asiento molestos).
  • Siempre aguarda a que el avión despegue por completo. Esto debido a que por la caída de la presión, muchas aeromozas pasan ofreciendo bebidas a los pasajeros o estos estén moviendose cuando la señal de los cinturones se apaga; algo que podría despertarte.
  • Ve al baño antes de tomar tu siesta. No hay nada peor que tener que despertarte porque sientes que tu vejiga se encuentra a punto de explotar, ¿no crees?